KóMIKIDS ¡Héroes como tú y como yo!

LO QUE DICEN LOS NIÑOS

Si fueras Presidente de la Galaxia, ¿qué harías?

«¡Haría que todos los profesores comieran gusanos!». Hugo, 8 años

«Haría obligatoria la lectura de TODOS los libros de La terrible Adèle y de Ajax». Laly, 11 años

«Daría a todo el mundo un mando a distancia para controlar a los padres y haría que llovieran galletitas». Lily, 10 años

«Prohibiría los colegios e iría a Disneylandia todos los días». Ella, 9 años

«Que nunca hubiera hermanas pequeñas». Alinoé, 7 años

Escribe una nota para tu profesor o profesora

«No puedo ir al cole hoy, estoy enferma de la peste “tuberculónica”».

«Por favor, pídale a mis “amigas”, Jade y sus amigas, que me traigan mis deberes», Adèle Mortelle, 7 años

Preguntas para Ajax

«¿Por qué Ajax nunca se rebela contra Adèle?». Emma, 9 años

«¿Por qué eres un superviviente y de color azul? Yo tengo dos gatos». Lily, 10 años

Pregunta a Mr. Tan

«¿Es usted una buena persona?, ¿no le cae bien Adèle a veces?». Justine, 7 años

«Si usted apareciese en los cómics, cómo querría ser?». Anaïs, 8 años

«Cómo empieza cuando no sabe qué escribir?». Ella, 9 años

Preguntas para Diane

«No creo que funcione el mando a distancia para controlar a mis padres. ¡Olvidaste poner las pilas!». Laly, 11 años

«¿Existe Fizz en la vida real?». Lily, 8 años

KóMIKIDS ¡Héroes como tú y como yo!

LO QUE DICEN LOS PADRES

¿Qué papel juega un personaje como La terrible Adèle en tu vida cotidiana o en la de tus hijos?

Sandy Rey ¡Ah, La terrible Adèle! Ese pequeño diablillo que acompaña siempre a nuestra hija, que le sirve de inspiración para sus travesuras y la hace reír cuando está triste... La colección entera está repartida por toda la casa, se viene con nosotros de vacaciones, va con ella al colegio... Al final ha aprendido a tener paciencia y esperar a que salga el siguiente libro, pero se vuelve absolutamente impaciente y lo compra en cuanto aparece. Y sabe que si quiere tenerlo no puede portarse tan mal como Adèle. También le entusiasma esforzarse por leerlo bien... Gracias por este adorable bichejo y su mundo tan divertido. ¡Espero que sigan apareciendo nuevas aventuras!

¿Qué efecto positivo han tenido los cómics de La terrible Adèle en la vida de tus hijos o hijas?

Syl Vinal Mi hija lee Adèle para relajarse en la cama o en el colegio y ha enganchado también a muchas compañeras de su clase. Tiene un sentido del humor nada convencional. El lado positivo es que es más cariñosa con nuestro gato y le dice que Ajax no tiene tanta suerte. Crucemos los dedos...

Veronique Collado Mi hija mayor, que es disléxica, lo leyó desde el principio con facilidad, sin complejos, a pesar de sus dificultades, y eso le ayudó a establecer mejores vínculos con sus compañeras de clase, a las que también presentó a Adèle.

¿Qué significa La terrible Adèle para tu familia?

Vero Mo-Ma La terrible Adèle nos hace reír a todos. Mi hija tiene los mismos prontos de malhumor que Adèle, pero a ella le encanta el colegio. Aunque solo tiene 6 años, cita habitualmente a Adèle ante nosotros, ante sus abuelos, sus amigos e incluso ante su profesora, y nos hace reír a todos. Adèle ha sido un descubrimiento maravilloso. ¡Gracias también por la canción de Aldebert! Tuvimos el privilegio de conocer a Mr. Tan en Nîmes, firmando libros. Ella estuvo muy tímida, pero también muy feliz de conocerle.

Mathilde Gla La terrible Adèle es una colección de comics que consigue unirnos a los cuatro. Cada cual percibe el maravilloso sentido del humor de la niña a su manera, pero los cuatro terminamos riendo (sin embargo, si la Adèle de nuestro cuarteto no se identificase con ella tanto... sus padres se sentirían más aliviados).

Y lo que dicen los bibliotecarios...

Sandrine Bou No soy una niña ni tengo hijos... ¡pero me encanta Adèle, y me río muchísimo con ella! ¡Sus ocurrencias, su forma de ser y su sentido del humor, los adoro! Como bibliotecaria suelo recomen dar esta colección a los niños cuyos padres quieren que lean más... y creo que he enganchado a muchos porque nunca hay suficientes en la biblioteca, hay muchísima gente que los pide para llevárselos a casa y leerlos una y otra vez.


LO QUE DICE LA PRENSA

Libération, número especial verano 2018

«Tenía 14 años cuando creé a Adèle», explica Antoine Dole, escritor de cómics también conocido como Mr. Tan. «Su personalidad tan directa, tan descarada, está en evidente contraste con mi propia timidez». El propósito de Antoine Dole es mostrar a los niños que «hasta cierto punto, todos somos raros y es ese pequeño destello de locura el que nos permite llevar a cabo cosas increíbles. Un niño necesita tener mucho valor para desobedecer, decir no y enfrentarse a las normas. Un niño que es capaz de adoptar una posición firme es un adulto decidido y responsable en ciernes».

Le Figaro, noviembre 2018

«Todas las reacciones de los niños son conmovedoras. Siempre me siento agradecido cuando un niño me dice que mis historietas hacen que quiera leer más. Igual que me emociona que me escriban niños para decirme que mis personajes le han ayudado a aceptar lo que les hace diferentes. Hay muchas líneas que pueden borrarse, moverse o modificarse por medio de la literatura y la palabra, y con los libros y el arte en general».

MSN, Montreuil Book Fair, noviembre 2018

Es toda una celebridad en los patios de los colegios: la personalidad indómita y libre de Adèle la ha convertido en la preferida de chicos y chicas por igual. Tratándose de ella el género no cuenta, aunque, por supuesto, no complace a todos. «Si conseguimos que la gente se sienta incómoda, eso es bueno. Yo creo que un cómic solo tiene sentido si provoca al lector en los temas más serios y delicados. Y aún queda mucho por hacer, porque los jóvenes lectores no siempre disponen del vocabulario necesario para hablar de sus emociones o sus sentimientos». Antoine Dole.

KóMIKIDS ¡Héroes como tú y como yo!

DBD, junio 2018

¿Cuál es el secreto de su éxito? Un tono muy original, un insólito y oscuro sentido del humor y una protagonista única en su género. Una multitud de elementos que hacen que padres e hijos rían por igual. ¿Quién dijo que el humor sarcástico era solo de adultos?Y cuando la profesora le pregunta: «Adèle, vamos a ver si has hecho los deberes... Nómbrame un tirano célebre», ella se atreve a contestar con insolencia: «¿Usted?», con una desidia que es al mismo tiempo brutal e hilarante, pues no cuadra con la imagen estereotípica que solemos tener de una niña de su edad –sin mencionar sus largas coletas.

La Croix, junio 2019

Adèle nació en los cuadernos escolares de Antoine Dole, Mr. Tan, cuando tenía 14 años. «Este alter ego, que se atreve a decir lo que le gusta, me ayudó a superar mi timidez y enfrentarme con el mundo. Hoy en día cumple esa misma función para cerca de dos millones de lectores», explica el autor, encantado de ver cómo los niños acuden a la firma de sus libros disfrazados del personaje, y cómo cuelgan sus propias tiras de cómic y sus videos en Internet. El temperamento deslenguado y agrio de Adèle es una fuete inagotable de chistes, pero es su valentía lo que la hace adorable. Gracias a su inagotable creatividad, Adèle no duda en pasarse de la raya o desobedecer. «A través de este perso-naje, he querido decirle a las niñas pequeñas que no tienen por qué gustarles el color rosa ni el ballet, ni pensar que todos los gatos son adorables... Y a los niños, que está muy bien tener a una niña como heroína». Digna heredera de Emily the Strange, Mafalda y Calvin y Hobbes, que alimentaron todos ellos la imaginación infantil de Antoine Dole, la insolente Adèle pone en cuestión el mundo adulto y sus, a veces, absurdas reglas. Gracias a su aguda inteligencia y a su personalidad rebelde, consigue ayudar a ciertos jóvenes lectores a aceptar sus singularidades y abre a todos la posibilidad de desarrollar su propio potencial. ¡Hasta la mismísima Adèle sueña con llegar a ser presidente de la galaxia! Sus dibujos, llenos de vitalidad (de Miss Prickly hasta el volumen 7 y de Diane Le Feyer en adelante), y sus breves historietas han conseguido incluso que muchos niños descubran el placer de leer. La estética del dibujo animado y unos brillantes diálogos forman un cóctel explosivo.